El Gallinero Peña taurina valenciana de los “Gallo”

Cartel del Festival del 7 Octubre de 1917 organizado por la Peña El Gallinero. Colección del autor

Artículo escrito por el socio José-Vicente Sinisterra Gago. 

Es conocido de todos que la afición valenciana apoyó y lanzó a Juan Belmonte desde su primera “novillada económica” – sin picadores – celebrada el 29 de mayo de 1912 en Valencia. Con los años, la afición de la capital del Turia se repartiría entre gallistas y belmontistas, como ocurrió en toda España. No obstante, la idiosincrasia de Valencia hizo que la pareja de moda apareciera ya en las fallas de 1914. En ella vemos como Joselito, vestido de “gallo” presiona al empresario de Valencia para lograr una buena contratación mientras Juan Belmonte, con su pose característica, torea caracoles en vez de toros.

Falla C/ Quart y C/Dr. Monserrat. Marzo 1914.

Fernando Gómez Ortega Gallito, toreó en 1904 como novillero – en novilladas económicas – varias tardes en la Plaza de toros de Valencia, con Vito, Dauder, Angelillo, Manuel Mejías Bienvenida etc., con bastante éxito por lo que la plaza lo repitió varias tardes. Esto le creó un buen cartel en Valencia que mantuvo con altibajos en 1905 como novillero. En 1906 Fernando Gómez Ortega Gallito actuó como novillero en Valencia, junto a Crespito y Vito con novillos de Rafael Surga. El 29 de Junio de 1906, Fernando volvió a torear con Dauder, Vito y Angelillo en una tarde que pasaría a los anales de la música taurina[1]

El 18 de Octubre de 1908, Rafael El Gallo [2] y José Gallego Mateo (José Claro) Pepete alternan mano a mano[3] en una corrida de toros a beneficio de la Asociación Valenciana de Caridad, con toros de José Moreno Santamaría (1). Rafael toreó con tanto arte y donosura que enloqueció a los valencianos, con su arte sin par. Este éxito hizo que dos aficionados jóvenes valencianos Luis Martí Alegra y Antonio Romero Hueso (íntimo amigo de Rafael El Gallo), iniciaran los trámites para hacer una peña taurina a favor de Rafael que más tarde también se amplió a Joselito e incluso a Fernando Gómez Ortega y que se llamó Peña taurina El gallinero[4].

La Peña taurina “El Gallinero” tuvo su primer domicilio en la plaza de la Pelota (hoy Mariano Benlliure) en el piso alto de una cervecería denominada “El león de Oro”, desaparecida en 1947 para ceder sus dependencias al Círculo de Bellas Artes. El primer organizador de los trámites para constituir la Peña fue D. Juan Romero, padre de Antonio Romero y amigo de Rafael El Gallo. El primer presidente fue Genaro Palau, profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Carlos. Era pintor de paisajes y de carteles taurinos. Dicen que se parecía en el semblante a Antonio Fuentes (al que admiraba) y era amigo personal de José García El Algabeño.

Después la Peña se trasladó a una nueva sede en la calle Alfredo Calderón (hoy Correos). Allí vivió los momentos más importantes de su vida la Peña. El Gallinero en los años 1914-1918 organizaba festivales nocturnos de éxito en los cuales solía participar desinteresadamente Joselito y otros toreros. En ellos, junto a espadas consagrados, se daba cabida a novilleros con y sin caballos[5]. En uno de estos festivales se dio a conocer Antonio Carpio Ríus, natural de Catarotja. El festival (15- Noviembre 1914), era a beneficio de la Asociación Valenciana de Caridad y en él participaron: Boltañes chico, Antonio Carpio Ríus, Miguel Martí Reus Petreño, Francisco Vila Marí Rubio, Daniel Company Costa Mestizo y Manuel Soler Gispert Vaquerito (3). El cartel es del famoso cartelista Genaro Palau Romero, a la sazón presidente del Gallinero. Antonio Carpio Ríus – conocido por El maestro por su profesión -murió trágicamente de una cogida el 27 de Agosto de 1916 en la plaza de toros de Astorga.

Leer artículo completo.

CAGANCHO, EL TORERO DE LOS OJOS VERDES.

El próximo domingo 11 de noviembre se presenta en Las Ventas, dentro del ciclo de Los XXVI aperitivos taurinos del Club Taurino de Madrid, el libro “Cagancho, el torero de los ojos verdes” de José-Vicente Sinisterra Gago, socio de la Peña Taurina “Los de José y Juan”.

Artículo escrito por Ángel Berlanga para la revista Aplausos.

“Cagancho, el torero de los ojos verdes” es mucho más que una simple biografía sobre Joaquín Rodríguez Ortega. Se trata de una obra que no sólo indaga en la singular personalidad taurina de la mítica “talla de Montañés”, como le definió Corrochano en una de sus crónicas, sino que bucea en el toreo gitano a lo largo de la historia de la Tauromaquia en general, y de su edad de oro, en particular. El libro se detiene en aquella feliz etapa en la que dos hermanos, Francisco y Rafael Vega de los Reyes, los dos Gitanillos, y Joaquín Rodríguez, el gran Cagancho, primo de ambos, elevaron el toreo gitano a los cielos desde la Triana que les vio nacer. Junto a todo ello, la España social, política y económica de aquella época tan convulsa -tiempos de preguerra y postguerra- también queda retratada por el autor, que junto a colaboraciones puntuales edita, con este “Cagancho, el torero de los ojos verdes” su tercer libro tras “De Grana y Oro y de Catafalco y Azabache” y “El Mundo de Rafael Gómez Ortega El Gallo”. 

La familia de los Cagancho y su entorno -La Cava de Triana-, la tauromaquia de Joaquín Rodriguez, sus actuaciones en España y Francia, su viaje definitivo a México, país donde fue una figura indiscutible y murió en 1984; un estudio grafológico de sus firmas – la personal y la de torero – con su correspondiente descripción de su personalidad y estudio psicológico, completan un libro que también analiza temáticas y aspectos relacionados con aquella etapa de nuestra historia, como la Generación del 27, los reyes del cante y el baile flamenco, el conflicto taurino hispano-mexicano… amén del sentido recuerdo a otro gitano que toreó como los ángeles: Rafael Albaicín, “una estrella fugaz en el toreo gitano”, como le define Sinisterra.

“Como persona a la que le gustan por igual una buena soleá cantada por Antonio Mairena y una faena jonda de Rafael de Paula, me embarqué en un proceloso piélago para transmitir mis sentimiento sobre el cante y el toreo gitanos a los jóvenes aficionados que son el futuro de la Fiesta, pero que han de conocer el pasado, sus raíces y sus emociones más profundas” confiesa el propio Sinisterra. Como se trataba de un objetivo muy amplio, decidió centrarse en un entorno muy particular de ambas artes efímeras: “Triana y los gitanos de la Cava, que crearon unos modos de cantes muy especiales y fueron los iniciadores de la edad de oro del toreo gitano”. El autor señala que Joaquín Rodríguez “Cagancho” “es el modelo típico de torero gitano, de gitano cabal, buen bailaor y excelso torero – cuando tenía la inspiración, claro está -. Por ello, es el hilo conductor de estas letras que quieren rendir homenaje en la vida de este gitano muy especial, a los toreros gitanos que en el mundo han sido”.

Os dejamos con el audio de la entrevista que Elia Rodríguez y el equipo de “Es Toros”, el programa radiofónico taurino de la cadena EsRadio, le hacen a José Vicente Sinisterra Gago, autor del libro.

Socio de la Peña Taurina “Los de José y Juan”, José Vicente es, además, catedrático de Química Orgánica y Farmacéutica de la UCM. Profesor invitado en diversas Universidades extranjeras, ha publicado 256 trabajos en revistas internacionales sobre sus investigaciones en Biotecnología y Biocatálisis y ha sido director del Servicio de Biotransformaciones Industriales del Parque Científico de Madrid. Es miembro de la ASABAF de Valencia y de la Asociación de Bibliófilos Taurinos de España y ha impartido numerosas conferencias sobre cultura, historia y arte de la Tauromaquia.

José-Vicente Sinisterra Gago publica el libro “El mundo de Rafael Gómez Ortega El Gallo”. Un recorrido por la vida del genial torero.

El Gallo

José-Vicente Sinisterra Gago, socio de la peña “Los de José y Juan”, acaba de publicar el libro “El mundo de Rafael Gómez Ortega El Gallo”. Un recorrido por la vida del genial torero, nacido en Madrid, aunque todo el mundo le considera sevillano, y la de su familia a través a través de sus pasajes taurinos y personales más importantes. “Es una biografía coral de los Gómez García – Gómez Ortega – Ortega Gómez desde 1847 hasta 1960. Afirma su autor:” No pretende ser un libro aburrido ni erudito, aunque tiene una gran revisión bibliográfica. Está escrito para gente joven que se acerca a la tauromaquia.

La obra trata un sinfín de temas: la relación del flamenco y el toreo en la biografía vital del Divino Calvo; la situación social y política en la infancia de Rafael; sus primeros pasos en el toreo, desde becerrista a matador de alternativa; su amarga historia de amor con Pastora Imperio; el crecimiento de su mito como torero de arte imprevisible; su vuelta a los ruedos de España en 1934; sus andanzas en el Madrid sitiado durante la Guerra Civil; su vida tras el conflicto bélico; su relación con Juan Belmonte que actuará como “hermano mayor” tal y como califica al Pasmo de Triana el autor a tenor de la estrecha relación ambos espadas tras la postguerra….Además hay capítulos dedicados al tratamiento que le dio la crítica de la época, al estudio grafológico de su firma y su evolución a lo largo de su vida; al análisis de su psicología y de sus supersticiones; las relación con los dos hermanos José y Fernando, con su hermanas Trini, Gabriela y Lola; con sus sobrino José Ignacio, Rafaelillo y Joselillo. Hay un recopilatorio de anécdotas y dichos que se le atribuyen; de los recuerdos que trajo de América, una análisis sobre su toreo, las opiniones que aportó acerca de otros toreros y sobre el futuro de la Fiesta.

Gallo 2

Especial mención tiene el estudio clínico sobre los problemas renales de Rafael y la revisión de los festivales en los participó después de 1939 como matador, como presidente en el palco o como homenajeado.

Pero el abundante material no acaba ahí: otros aspectos estadísticos como la relación de toros que le devolvieron al corral; de sus famosas “espantás”; de su cogidas graves y de las alternativas y confirmaciones que concedió durante su vida en activo tiene cabida a los largo de las más de doscientas páginas que tiene el volumen, que se completa con las opiniones que de él dijeron multitud de colegas y la relación que mantuvo con intelectuales, artistas y poetas de su época.

A juicio del autor, lo más interesante de la obra es “el estudio de la boda y separación de Rafael y Pastora, con datos inéditos como los datos aportados por el sacristán de la Iglesia San Sebastián de la C/Atocha; el estudio de la evolución de la personalidad en diversas épocas a través de su firma; y el estudio psicológico de su personalidad”. La obra es interesante en sus contenidos aportando información nueva sobre el torero y su familia.

Gallo 3

El mundo de Rafael Gómez Ortega, El Gallo. José-Vicente Sinisterra Gago. Editorial El Azar.

Comentario Publicado en la revista Aplausos. Enero 2018. Director José Luis Belloch.

José-Vicente Sinisterra, socio de la Peña Taurina “Los de José y Juan”, es catedrático de Química Orgánica y Farmacéutica de la UCM. Profesor invitado en diversas Universidades extranjeras, ha publicado 256 trabajos en revistas internacionales sobre sus investigaciones en Biotecnología y Biocatálisis y ha sido director del Servicio de Biotransformaciones Industriales del Parque Científico de Madrid.

Es miembro de la ASABAF de Valencia y de la Asociación de Bibliófilos Taurinos de España.

Ha impartido conferencias sobre cultura, historia y arte de la Tauromaquia en diversas peñas taurinas y centros culturales, y ha publicado los libros:

De Grana y Oro y de Catafalco y Azabache.- Ediciones los de José y Juan, Madrid 2016

El mundo de Rafael Gómez Ortega El Gallo. Editorial El Azar, Madrid 2017.