Manuel Granero en Madrid

Conferencias 2015 Granero

Impartida por el catedrático de Química Orgánica y Farmacéutica de la Facultad de Farmacia de la U.C.M. y miembro de la Peña Los de José y Juan. Miembro de ASABF (Valencia). D. Jose Vicente Siniestra Gago.

Presentado por el Presidente de la peña Los de José y Juan D. Ricardo Carmona

EL 15 de noviembre a las 12.00 horas en la Sala Antonio Bienvenida, Plaza de Toros de las Ventas.


Próxima actividad: Viernes 26 de junio 2015

Con motivo del Centenario del 1er “mano a mano” de JOSELITO Y BELMONTE en Valencia, el próximo viernes 26 de junio a las 7 de la tarde en los salones de la O. N. C. E.:

     D. RAFAEL CABRERA BONET (*)   y   D. J. VTE. SINISTERRA GAGO (**)

                                                 disertarán sobre

“JOSELITO EN EL TORERO”   y   “LA REVOLUCIÓN BELMONTINA”

UNA HORA ANTES DE COMENZAR DICHO ACTO, SE EXPONDRÁ  UNA PEQUEÑA MUESTRA FOTOGRÁFICA  DE “JOSELITO” Y “BELMONTE”         (Cedida por la Peña de “LOS DE JOSÉ Y JUAN”, de Madrid).

(*) D. Rafael Cabrera es DIRECTOR DEL AULA TAURINA DE LA UNIVERSIDAD CEU-SAN PABLO de Madrid y miembro de la PEÑA “LOS DE JOSÉ Y JUAN” (Madrid).

(**) D. José Vte. Sinisterra es miembro de ASABAF (Valencia) y de la PEÑA “LOS DE JOSÉ Y JUAN” (Madrid). 

Dadas la importancia del tema y la calidad de ambos conferenciantes (como ya demostraron en anteriores conferencias en ASABAF), a pesar de la hora y las “inclemencias” del tiempo se recomienda la asistencia a este acto. Podéis invitar personalmente al acto a cuantos creáis pueda interesar el tema. 

Al final y como es costumbre, habrá cena (15 € pax) en el Rte. de la O. N. C. E. (Interesados: debéis contactar con un mínimo de 24 h. de antelación con CHIMO MORALES -633711600-)
Fdo.: Rafael Roca
Secretario ASABAF


David Mora, matador de toros (28/02/2015)

LVIII Cursillo de Conferencias Taurinas, ‘Los de José y Juan’ (2015)

4ª Conferencia. 28 de febrero de 2015
D. David Mora. Matador de toros.

Presentado por: D. Rafael Cabrera Bonet. Socio de “Los de José y Juan”.

 

Tagged ,

‘La Quinta’ (21/02/2015)

LVIII Cursillo de Conferencias Taurinas, ‘Los de José y Juan’ (2015)

3ª Conferencia. 21 de febrero de 2015
D. Álvaro Martínez-Conradi. Ganadero de reses bravas.
‘La Quinta’

Presentado por: D. José Joaquín Moreno Silva. Socio de “Los de José y Juan”.

 

Tagged ,

‘Creando figuras’ (14/02/2015)

LVIII Cursillo de Conferencias Taurinas, ‘Los de José y Juan’ (2015)

2ª Conferencia. 14 de febrero de 2015
Por D. Santiago López Márquez. Matador de toros y apoderado
Creando figuras’.

Presentado por D. José Tomás Román. Aficionado

Tagged ,

‘La Tauromaquia, un patrimonio cultural para España, para Francia, para todo el mundo’ (07/02/2015)

LVIII Cursillo de Conferencias Taurinas, ‘Los de José y Juan’ (2015)

1ª Conferencia. 7 de febrero de 2015.
Por D. François Zumbiehl. Vicepresidente del Observatoire des Cultures Taurines
‘La Tauromaquia, un patrimonio cultural para España, para Francia, para todo el mundo’.

Presentado por D. Carlos Abella. Director Gerente. ‘Centro de Asuntos Taurinos’

 

Tagged ,

Unidad frente a la violencia y la intolerancia

Queridos peñistas:

Como ya conocéis, el pasado día cuatro de diciembre cuando asistían a la conferencia que dentro del ciclo organizado por nuestro consocio D. Rafael Cabrera en el Aula Magna de la facultad de Derecho de la Universidad San Pablo impartida por Dª Yolanda Fernandez, catedrática de Historia y Presidenta de la Peña El Toro de Madrid,nuestro presidente D. Ricardo Fuentes y nuestros consocios D. José-Vicente Sinisterra y D. Andres de Miguel fueron asaltados por una turba de indeseables que se califican como antitaurinos que reventaron el acto. Como consecuencia de ello Andres de Miguel ha sufrido lesiones de gravedad.

A lo largo de los siglos la oposición a nuestra fiesta se ha manifestado a través de voces tan autorizadas como Cicerón en la antigua Roma, San Agustín, el Papa Pio V que otorgó una bula contra la fiesta en 1567, el rey Carlos III, los congresistas que debatieron, sin éxito, su suspensión en 1867, en la época de Lagartijo y Frascuelo, o más recientemente las autorizadas plumas de Eugenio Noel o Miguel de Unamuno. Ahora, sin embargo nos encontramos que se oponen a la fiesta intolerantes que mancillan el recinto de la universidad para agredir a los que en ella van a debatir sobre cuestiones culturales. Es lógico, son personas incapaces de escribir un renglón o debatir con cierto nivel cualquier asunto porque les falta el nivel cultural y la educación que debieron recibir. Por ello solo pretenden imponerse por la fuerza como hemos visto repetidamente durante este año. ¿Quiénes son? ¿Quiénes los financian? Esto es un misterio, son incapaces de exponer abiertamente su pensamiento como corresponde en una sociedad democrática; son incapaces porque no pueden, sus escasas luces no se lo permiten, solo saben utilizar la fuerza actuando cobardemente a escondidas.

Hace poco comentando esto con algunos amigos nos dijeron que los participantes de estas algaradas eran los mismos que se manifestaban a favor del aborto; es lógico, prefieren la vida de un animal a la de una persona, aquí se demuestra su nivel, por eso son violentos.

Compañeros, ahora es cuando debemos mostrar nuestra unidad y entablar las acciones que sean necesarias para erradicar el salvajismo de nuestra sociedad, sea en el espectáculo que sea. En España los salvajes no tienen sitio.

En tanto llegan las acciones legales que sean pertinentes debemos felicitar a Andres de Miguel por su hombría de bien y por su defensa de la Fiesta aún a costa de su integridad física.

Así mismo proponemos que una representación de las peñas más prestigiosas solicíten una audiencia con el Ministro de Educación Sr. Wert para plantearle la situación y la actuación conjunta con el Ministerio del interior para que se inicien las investigaciones que sean necesarias por los las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con el objetivo de exclarecer este asunto.


HISTORIA DE MI AFICIÓN: Por Ignacio de Cossío

En primer lugar quisiera agradecer la invitación que desde esta castiza Peña Taurina de Los de José y Juan, su invitación para estar con ustedes hoy con el fin de narrarles algunas vivencias personales y taurinas ciertamente curiosas vividas a lo largo de mi vida como aficionado. Muchas gracias Juan Carlos por tus cariñosas palabras nacidas como no podría ser de otra forma, desde la amistad que nos une generación tras generación como lo son tus muletazos a campo abierto tan llenos de verdad como de entusiasmo.

Me hace verdadera ilusión hablarles de mi afición taurina cuando acabo de recibir el Premio Nacional de la Academia Española de la Radio “A la divulgación taurina”, que al fin y al cabo no es más que un premio al tesón invertido en eso mismo, en mi afición. He de reconocer que los toros fueron algo natural desde mi infancia y no precisamente por la rama de Los Cossío en donde al contrario de lo que podría pensar algún aficionado, no tuve ocasión de conocer a mi tío bisabuelo José María de Cossío, autor del Tratado Técnico e Histórico de Los Toros, conocido popularmente por EL COSSIO, pues falleció cuando apenas contaba yo con cuatro años de edad.

La máxima culpable de mi afición fue sin lugar a dudas mi madre Margarita Pérez de Mendoza, hermana del rejoneador madrileño Josechu Pérez de Mendoza. Ella cada verano nos hacía pasar largas temporadas en el campo, más concretamente en la finca segoviana de Colina, pues no entendía que un niño y mucho más, que un hombre no se forjara de veras si no era asistiendo al encuentro vital con la naturaleza entre toros y caballos. Desde el porche y sentado en el regazo de mi madre contemplábamos absortos todos y cada uno de los entrenamientos que mi tío Josechu realizaba a lomos de Siroco, Relicario, Velázquez o Quo Vadis en la plaza de Colina. Llegué a memorizar todas sus expresiones, todas sus órdenes en un lenguaje salvaje y apasionante que se traducían casi al instante en movimientos y piruetas extraordinarias con los caballos más hermosos que recuerdo.

Seguir leyendo


Tauromaquia del detalle

Un lance, un capotazo, pongamos que una lenta verónica, o dos o incluso dos verónicas por la derecha, una por la izquierda y una media fuera de la serie, la cual estuvo salpicada de enganchones aunque vibrante por la ganancia de terreno, difícilmente pueden saciar el deseo de ver desplegarse una faena, buena o imperfecta, pero completa, que empiece recibiendo al toro y acabe cobrando su vida, que tenga un sentido y una necesidad, que no otra cosa es la tauromaquia.

Quizá en estos años de travesía, en los que no hay toreros deslumbrantes, en los que necesitamos justificar la asistencia a la plaza más en la genérica afición que en la personalizada esperanza, debamos conformarnos con los retazos de buen gusto de los lances de Morante y con la leyenda de sus faenas en lejanos cosos, pero me resisto a contentarme con esos detalles, sabrosos aperitivos que están lejos de conformar una suculenta comida.

Afirmaba un aficionado de los que esperaban turno para fotografiarse junto a Rafael de Paula a la salida del 7, donde acudió a ver a Morante, quien pareció que le brindaba su primera serie de recibo al toro lanceándolo debajo de su localidad, que “esto es como una religión, el paulismo, ahora el morantismo”. Sin tratar de comparar a ambos toreros geniales e irregulares, más completo y macizo Morante que las ráfagas paulistas que tanto me conmovieron, me dio por pensar que lo malo de las religiones es cuando se pretenden imponer a los demás, aunque, como en este caso sea a golpe de aplausos y gritos.

Andrés de Miguel

Tagged ,

Mansedumbre moderna

Parece que la condición natural del toro, por casta brava que posea, es la mansedumbre, lo que en buena lógica le lleva a huir del hombre y, sobre todo, del caballo desde el que le tunden con un lanzazo inmisericorde. La selección de la bravura es justamente invertir ese proceso.

El hallazgo moderno consiste en encontrar toros mansos que tras huir del hombre, del caballo y, si pueden, de la plaza, acaban embistiendo a la muleta del matador.

Puestas así las cosas, todo el esfuerzo por lograr una tauromaquia integral, está condenado al fracaso y sólo nos queda confiar en esa embestida crepuscular que pueda ser conducida con acierto por el diestro de turno.

En una plaza semivacía, a pesar del tirón del abono, Joselito Adame se puso delante de sus dos mansos de codiciosa embestida, más noble la del primero y más áspera la del segundo, para ganarse su puesto en el escalafón. Sus credenciales fueron un vistoso quite por zapopinas, que fueron importadas a España por El Juli rebautizándolas como lopecinas en un arranque de inmodestia, y una notable serie con la izquierda aguantando y mandando mucho al sexto toro, dentro del conjunto de dos faenas serias por colocación y riesgo, aunque hilvanadas con altibajos y mal rematadas con la espada. La afición dura, que era la que formaba mayoría en la plaza y ya se sabe que es mayormente ceñuda, más atenta a señalar lo que está mal que a valorar lo que está bien y poco proclive al aplauso, le valoró positivamente y aupado por el público cerró una tarde triunfal en una corrida anodina y mansa de El Montecillo.

Aunque sabemos que las corridas de toros son un espectáculo fundamentalmente aburrido, no nos resignamos a esta selección de mansedumbre, ayer representada por El Montecillo y otro día, por ejemplo, por Victoriano del Río, por mucho que le den premios a la mejor corrida del abono.

 

Andrés de Miguel

Tagged , ,


  • ©Jose y Juan
  • Aviso Legal